domingo, 27 de mayo de 2012

Como el Padre me ha enviado, así también os envío yo. Recibid el Espíritu Santo

 PRIMERA LECTURA Hch 2,1-11.

Se llenaron todos de Espíritu Santo y empezaron a hablar.

Lectura de los Hechos de los Apóstoles.

Todos los discípulos estaban juntos el día de Pentecostés. De repente un ruido del cielo, como de un viento recio, resonó en toda la casa donde se encontraban. Vieron aparecer unas lenguas, como llamaradas, que se repartían, posándose encima de cada uno. Se llenaron todos de Espíritu Santo y empezaron a hablar en lenguas extranjeras, cada uno en la lengua que el Espíritu le sugería.

Se encontraban entonces en Jerusalén judíos devotos de todas las naciones de la tierra. Al oír el ruido, acudieron en masa y quedaron desconcertados, porque cada uno los oía hablar en su propio idioma. Enormemente sorprendidos preguntaban: -¿No son galileos todos esos que están hablando? Entonces, ¿cómo es que cada uno los oímos hablar en nuestra lengua nativa? Entre nosotros hay partos, medos y elamitas, otros vivimos en Mesopotamia, Judea, Capadocia, en el Ponto y en Asia, en Frigia o en Panfilia, en Egipto o en la zona de Libia que limita con Cirene; algunos somos forasteros de Roma, otros judíos o prosélitos; también hay cretenses y árabes; y cada uno los oímos hablar de las maravillas de Dios en nuestra propia lengua.

Palabra de Dios.

Salmo responsorial Sal 103,1ab.24ac.29bc-30.31 y 34.

R./ Envía tu Espíritu, Señor, y repuebla la faz de la tierra.

Bendice, alma mía, al Señor.

¡Dios mío, qué grande eres!

¡Cuántas son tus obras, Señor;

la tierra está llena de tus criaturas!

R./

Les retiras el aliento, y expiran,

y vuelven a ser polvo;

envías tu aliento y los creas,

y repueblas la faz de la tierra.

R./

Gloria a Dios para siempre,

goce el Señor con sus obras.

Que le sea agradable mi poema,

y yo me alegraré con el Señor.

R./

SEGUNDA LECTURA 1 Cor 12,3b-7.12-13.

Hemos sido bautizados en un mismo Espíritu, para formar un solo cuerpo.

Lectura de la primera carta del apóstol San Pablo a los Corintios.

Hermanos: Nadie puede decir «Jesús es Señor» si no es bajo la acción del Espíritu Santo. Hay diversidad de dones, pero un mismo Espíritu; hay diversidad de servicios, pero un mismo Señor; y hay diversidad de funciones, pero un mismo Dios que obra todo en todos.

En cada uno se manifiesta el Espíritu para el bien común. Porque, lo mismo que el cuerpo es uno y tiene muchos miembros, y todos los miembros del cuerpo, a pesar de ser muchos, son un solo cuerpo, así es también Cristo. Todos nosotros, judíos y griegos, esclavos y libres, hemos sido bautizados en un mismo Espíritu, para formar un solo cuerpo. Y todos hemos bebido de un solo Espíritu.

Palabra de Dios.

O bien: Gal 5,16-25

SEGUNDA LECTURA Gál 5,16-25

El fruto del Espíritu

Lectura de la carta del apóstol san Pablo a los Gálatas

Hermanos:

Andad según el Espíritu y no realicéis los deseos de la carne; pues la carne desea contra el espíritu y el espíritu contra la carne. Hay entre ellos un antagonismo tal que no hacéis lo que quisierais. En cambio, si os guía el Espíritu, no estáis bajo el dominio de la ley.

Las obras de la carne están patentes: fornicación, impureza, libertinaje, idolatría, hechicería, enemistades, contiendas, envidias, rencores, rivalidades, partidismo, sectarismos, discordias, borracheras, orgías y cosas por el estilo. Y os prevengo, como ya os previne, que los que así obran no heredarán el reino de Dios.

En cambio, el fruto del Espíritu es: amor, alegría, paz, comprensión, servicialidad, bondad, lealtad, amabilidad, dominio de sí. Contra eso no va la ley. Y los que son de Cristo Jesús han crucificado su carne con sus pasiones y sus deseos. Si vivimos por el Espíritu, marcharemos tras el Espíritu.

Palabra de Dios.

SECUENCIA

Ven, Espíritu divino,

manda tu luz desde el cielo.

Padre amoroso del pobre

don, en tus dones espléndido;

luz que penetra las almas;

fuente del mayor consuelo.

Ven, dulce huésped del alma,

descanso de nuestro esfuerzo,

tregua en el duro trabajo,

brisa en las horas de fuego,

gozo que enjuga las lágrimas

y reconforta en los duelos.

Entra hasta el fondo del alma,

divina luz, y enriquécenos.

Mira el vacío del hombre

si tú le faltas por dentro;

mira el poder del pecado

cuando no envías tu aliento.

Riega la tierra en sequía,

sana el corazón enfermo,

lava las manchas, infunde

calor de vida en el hielo,

doma el espíritu indómito,

guía al que tuerce el sendero.

Reparte tus siete dones

según la fe de tus siervos.

Por tu bondad y tu gracia

dale al esfuerzo su mérito;

salva al que busca salvarse

y danos tu gozo eterno.

Amén.

ALELUYA

Aleluya, aleluya. Ven, Espíritu Santo, llena los corazones de tus fieles y enciende en ellos la llama de tu amor. Aleluya.

Envíanos tu Espíritu
 EVANGELIO Jn 20,19-23.

Como el Padre me ha enviado, así también os envío yo. Recibid el Espíritu Santo.

Lectura del santo Evangelio según San Juan.

Al anochecer de aquel día, el día primero de la semana, estaban los discípulos en una casa, con las puertas cerradas por miedo a los judíos. En esto entro Jesús, se puso en medio y les dijo: -Paz a vosotros.

Y diciendo esto, les enseñó las manos y el costado. Y los discípulos se llenaron de alegría al ver al Señor. Jesús repitió: -Paz a vosotros. Como el Padre me ha enviado, así también os envío yo.

Y dicho esto, exhaló su aliento sobre ellos y les dijo: -Recibid el Espíritu Santo; a quienes les perdonéis los pecados, les quedan perdonados; a quienes se los retengáis, les quedan retenidas.

Palabra del Señor

O bien: Jn 15,26-27;16,12-15

EVANGELIO Jn 15,26-27;16,12-15

El Espíritu de la verdad os guiará hasta la verdad plena Jn 15,26-27;16,12-15

Lectura del santo evangelio según san Juan

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:

«Cuando venga el Defensor, que os enviaré desde el Padre, el Espíritu de la verdad, que procede del Padre, él dará testimonio de mí; y también vosotros daréis testimonio, porque desde el principio estáis conmigo.

Muchas cosas me quedan por deciros, pero no podéis cargar con ellas por ahora; cuando venga él, el espíritu de la verdad, os guiará hasta la verdad plena. Pues lo que hable no será suyo: hablará de lo que oye y os comunicará lo que está por venir.

El me glorificará, porque recibirá de mí lo que os irá comunicando. Todo lo que tiene el Padre es mío. Por eso os he dicho que tomará de lo mío y os lo anunciará.

Palabra del Señor.





video






Evangelio según San Juan 15,26-27.16,12-15.

Cuando venga el Paráclito que yo les enviaré desde el Padre, el Espíritu de la Verdad que proviene del Padre, él dará testimonio de mí.
Y ustedes también dan testimonio, porque están conmigo desde el principio.
Todavía tengo muchas cosas que decirles, pero ustedes no las pueden comprender ahora.
Cuando venga el Espíritu de la Verdad, él los introducirá en toda la verdad, porque no hablará por sí mismo, sino que dirá lo que ha oído y les anunciará lo que irá sucediendo.
El me glorificará, porque recibirá de lo mío y se lo anunciará a ustedes.
Todo lo que es del Padre es mío. Por eso les digo: 'Recibirá de lo mío y se lo anunciará a ustedes'.




video






Aquí me tienes, Señor, a la escucha de tu voz, tu Espíritu inunda siempre mi corazón.





video






video





video





video


domingo, 20 de mayo de 2012

Ascendió al cielo y se sentó a la derecha de Dios

PRIMERA LECTURA Hch 1,1-11.

Se elevó a la vista de ellos.

Lectura de los Hechos de los Apóstoles.

En mi primer libro, querido Teófilo, escribí de todo lo que Jesús fue haciendo y enseñando hasta el día en que dio instrucciones a los apóstoles, que había escogido movido por el Espíritu Santo, y ascendió al cielo. Se les presentó después de su pasión, dándoles numerosas pruebas de que estaba vivo y, apareciéndoseles durante cuarenta días, les habló del reino de Dios.

Una vez que comían juntos les recomendó: -No os alejéis dé Jerusalén; aguardad que se cumpla la promesa de mi Padre, de la que yo os he hablado. Juan bautizo con agua, dentro de pocos días vosotros seréis bautizados con Espíritu Santo. Ellos lo rodearon preguntándole: -Señor, ¿es ahora cuando vas a restaurar la soberanía de Israel?

Jesús contestó: -No os toca a vosotros conocer los tiempos y las fechas que el Padre ha establecido con su autoridad. Cuando el Espíritu Santo descienda sobre vosotros, recibiréis fuerza para ser mis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria y hasta los confines del mundo.

Dicho esto, lo vieron levantarse hasta que una nube se lo quitó de la vista. Mientras miraban fijos al cielo, viéndole irse, se les presentaron dos hombres vestidos de blanco, que les dijeron: -Galileos, ¿qué hacéis ahí plantados mirando al cielo? El mismo Jesús que os ha dejado para subir al cielo, volverá como le habéis visto marcharse.

Palabra de Dios.

Salmo responsorial Sal 46,2-3.6-7.8-9.

R./ Dios asciende entre aclamaciones, el Señor, al son de trompetas.

Pueblos todos, batid palmas,

aclamad a Dios con gritos de júbilo;

porque el Señor es sublime y terrible,

emperador de toda la tierra.

R./

Dios asciende entre aclamaciones,

el Señor, al son de trompetas;

tocad para Dios, tocad,

tocad para nuestro Rey, tocad.

R./

Porque Dios es el rey del mundo;

tocad con maestría.

Dios reina sobre las naciones,

Dios se sienta en su trono sagrado.

R./

SEGUNDA LECTURA Ef 1,17-23.

Lo sentó a su derecha en el cielo.

Lectura de la carta del apóstol San Pablo a los Efesios.

Hermanos: Que el Dios del Señor nuestro Jesucristo, el Padre de la gloria, os dé espíritu de sabiduría y revelación para conocerlo. Ilumine los ojos de vuestro corazón para que comprendáis cuál es la esperanza la que os llama, cuál la riqueza de gloria que da en herencia a los santos y cuál la extraordinaria grandeza de su poder para nosotros, los que creemos, según la eficacia de su fuerza poderosa, que desplegó en Cristo, resucitándolo de entre los muertos y sentándolo a su derecha en el cielo, por encima de todo principado, potestad, fuerza y dominación, y por encima de todo nombre conocido, no sólo en este mundo, sino en el futuro. Y todo lo puso bajo sus pies y lo dio a la Iglesia, como Cabeza, sobre todo. Ella es su cuerpo, plenitud del que lo acaba todo en todos.

Palabra de Dios.

SEGUNDA LECTURA Ef 4,1-13

A la medida de Cristo en su plenitud Ef 4,1-13

Lectura de la carta del apóstol san Pablo a los Efesios

Hermanos:

Yo, el prisionero por el Señor, os ruego que andéis como pide la vocación a la que habéis sido convocados.

Sed siempre humildes y amables, sed comprensivos, sobrellevaos mutuamente con amor, esforzaos en mantener la unidad del Espíritu con el vínculo de la paz.

Un solo cuerpo y un solo Espíritu, como una sola es la esperanza de la vocación a la que habéis sido convocados. Un Señor, una fe, un bautismo. Un Dios, Padre de todo, que lo trasciende todo, y lo penetra todo, y lo invade todo.

A cada uno de nosotros se le ha dado la gracia, según la medida del don de Cristo. 

Por eso dice la Escritura: «Subió a lo alto llevando cautivos y dio dones a los hombres.» El «subió» supone que había bajado a lo profundo de la tierra; y el que bajó es el mismo que subió por encima de todos los cielos para llenar el universo.

Y él ha constituido a unos, apóstoles, a otros, profetas, a otros, evangelizadores, a otros, pastores maestros, para el perfeccionamiento de los santos, en función de su ministerio, y para la edificación del cuerpo de Cristo; hasta que lleguemos todos a la unidad en la fe y en el conocimiento del Hijo de Dios, al hombre perfecto, a la medida de Cristo en su plenitud.

Palabra de Dios.

O bien:

SEGUNDA LECTURA Ef 4,1-7.11-13

Hermanos:

Yo, el prisionero por el Señor, os ruego que andéis como pide la vocación a la que habéis sido convocados.

Sed siempre humildes y amables, sed comprensivos, sobrellevaos mutuamente con amor, esforzaos en mantener la unidad del Espíritu con el vínculo de la paz.

Un solo cuerpo y un solo Espíritu, como una sola es la esperanza de la vocación a la que habéis sido convocados. Un Señor, una fe, un bautismo. Un Dios, Padre de todo, que lo trasciende todo, y lo penetra todo, y lo invade todo.

A cada uno de nosotros se le ha dado la gracia, según la medida del don de Cristo.

Y él ha constituido a unos, apóstoles, a otros, profetas, a otros, evangelizadores, a otros, pastores y maestros, para el perfeccionamiento de los santos, en función de su ministerio, y para la edificación del cuerpo de Cristo; hasta que lleguemos todos a la unidad en la fe y en el conocimiento del Hijo de Dios, al hombre perfecto, a la medida de Cristo en su plenitud.

Palabra de Dios.

ALELUYA Mt 28,19 y 20.

Aleluya, aleluya. Id y haced discípulos de todos los pueblos, dice el Señor. Y sabed que yo estoy con vosotros todos los días hasta el fin del  mundo. Aleluya.

Id por todo el mundo anunciando el Evangelio
EVANGELIO Mc 16,15-20.

Ascendió al cielo y se sentó a la derecha de Dios.

Lectura del santo Evangelio según San Marcos.

En aquel tiempo se apareció Jesús a los Once, y les dijo: -Id al mundo entero y proclamad el Evangelio a toda la creación. El que crea y se bautice, se salvará; el que se resista a creer, será condenado. A los que crean, les acompañarán estos signos: echarán demonios en mi nombre, hablarán lenguas nuevas, cogerán serpientes en sus manos, y si beben un veneno mortal, no les hará daño. Impondrán las manos a los enfermos y quedarán sanos.

El Señor Jesús, después de hablarles, ascendió al cielo y se sentó a la derecha de Dios.

Ellos fueron y proclamaron el Evangelio por todas partes, y el Señor actuaba con ellos, y confirmaba la palabra con los signos que los acampañaban.

Palabra del Señor.




video





Evangelio según San Juan 17,11b-19.
Ya no estoy más en el mundo, pero ellos están en él; y yo vuelvo a ti. Padre santo, cuida en tu Nombre a aquellos que me diste, para que sean uno, como nosotros.
Mientras estaba con ellos, cuidaba en tu Nombre a los que me diste; yo los protegía y no se perdió ninguno de ellos, excepto el que debía perderse, para que se cumpliera la Escritura.
Pero ahora voy a ti, y digo esto estando en el mundo, para que mi gozo sea el de ellos y su gozo sea perfecto.
Yo les comuniqué tu palabra, y el mundo los odió porque ellos no son del mundo, como tampoco yo soy del mundo.
No te pido que los saques del mundo, sino que los preserves del Maligno.
Ellos no son del mundo, como tampoco yo soy del mundo.
Conságralos en la verdad: tu palabra es verdad.
Así como tú me enviaste al mundo, yo también los envío al mundo.
Por ellos me consagro, para que también ellos sean consagrados en la verdad.





video





video






ASCENCIÓN DEL SEÑOR Pbro. Lic. José Luis Aguilera Cruz aguileracruz@yahoo.com.mx

"Está sentado a la derecha de Dios"

"VAYAN POR TODO EL MUNDO".

La fiesta de la ascensión del Señor comienza con la orden de ir a todo el mundo, hoy leemos el evangelio de san Marcos en el 16, 15-20, ésta orden implica desprenderse de lo que a uno lo ata, o desprenderse de aquello a lo que uno está acostumbrado, por ejemplo de la flojera, de la ignorancia, de la costumbre, el Señor nos invita a tener una actitud dinámica, por eso cuando los obispos en Aparecida, Brasil nos piden ser discípulos misioneros es una actualización a aquel "Vayan por todo el mundo" que nos transmite san Marcos, Hoy Uds. y yo tenemos que salir de nuestro encierro para ir por todo el mundo, creo que los católicos le ponemos demasiada incredulidad a estas palabras de Jesús.

"PREDIQUEN EL EVANGELIO".

Naturalmente el primer significado y el más directo de estas palabras es tal cual llevar a "Todo el mundo" el mensaje de Jesús, pero yo quiero ver aquí que ese mensaje de Jesús lo podemos predicar vivido, y creo que es más efectivo que solamente hacerlo hablado, pues dice san Pablo "Aunque hablara la lengua de los ángeles, si no tengo amor, nada soy" I Cor 13, 1; creo que el Señor nos está pidiendo ahora que él deja esta tierra y se va a sentarse a la derecha de su Padre, que nosotros podamos vivir una vida más evangélica, una vida que esté guiada por la palabra de Dios que la Palabra de Dios sea su luz y su guía, así vivieron los santos en la antigüedad y los santos de estos tiempos así deben vivir.

EVANGELIZAR A TODA CREATURA.

Otros evangelios la predicación se debe dirigir a todos los pueblos dice san Mt 28, 19; a todas las naciones dice san Lucas 24, 47; y san Juan no conserva este pasaje, pero Marcos dice que el objeto del evangelio es la creación entera, la visión de san Marcos es más global, más completa, si los otros evangelios hablan de todos los pueblos o de todas las naciones, cuando san Marcos dice que a toda la creación o a toda creatura no está lejos de lo que hoy se habla en la ecología, y es que desde el principio la paz del paraíso se refería también a la relación equitativa y natural entre el ser humano y la creación, pero al venir el pecado la misma naturaleza se revela y al hombre ha de sacar con sudor su alimento.

"ESTÁ SENTADO A LA DERECHA DE DIOS".

Transcribo lo que dice el catecismo de la Iglesia católica: "Sentarse a la derecha del Padre significa la inauguración del reino del Mesías, cumpliéndose la visión del profeta Daniel respecto del Hijo del Hombre; "A él se le dio imperio, honor, y reino, y todos los pueblos, naciones y lenguas le sirvieron. Su imperio es un imperio eterno, que nunca pasará, y su reinado no será destruido jamás" (Dn 7, 14). A partir de este momento, los apóstoles se convirtieron en los testigos del Reino que no tendrá fin" hoy nosotros seremos, como aquellos apóstoles, testigos de esto. Vale la pena manifestar nuestra fe a toda la creación, es el testamento de Jesús anunciar a otros la nueva vida.

domingo, 13 de mayo de 2012

Nadie tiene amor más grande que el que da la vida por sus amigos

PRIMERA LECTURA Hch 10,25-26.34-35.44-48.

El don del Espíritu Santo se derramará también sobre los gentiles.

Lectura de los Hechos de los Apóstoles.

Aconteció que cuando iba a entrar Pedro, Cornelio salió a su encuentro y se echó a sus pies. Pero Pedro lo levantó diciendo:-Levántate, que soy un hombre como tú.

Y tomando de nuevo la palabra, Pedro añadió: -Está claro que Dios no hace distinciones; acepta al que lo teme y practica la justicia, sea de la nación que sea.

Todavía estaba hablando Pedro, cuando bajó el Espíritu Santo sobre todos los que escuchaban sus palabras. Al oírlos hablar en lenguas extrañas y proclamar la grandeza de Dios, los creyentes circuncisos, que habían venido con Pedro, se sorprendieron de que el don del Espíritu Santo se derramara también sobre los gentiles.

Pedro añadió: -¿Se puede negar el agua del bautismo a los que han recibido el Espíritu Santo igual que nosotros?

Y mandó bautizarlos en el nombre de Jesucristo. Le rogaron que se quedara unos días con ellos.

Palabra de Dios.

Salmo responsorial Sal 97,1-2-3ab.3cd-4.

R./ El Señor revela a las naciones su justicia.

Cantad al Señor un cántico nuevo,

porque ha hecho maravillas,

su diestra le ha dado la victoria,

su santo brazo.

R./

El Señor da a conocer su victoria,

revela a las naciones su justicia:

Se acordó de su misericordia y su fidelidad

en favor de la casa de Israel.

R./

Los confines de la tierra han contemplado

la victoria de nuestro Dios.

Aclama al Señor, tierra entera,

gritad, vitoread, tocad.

R./

SEGUNDA LECTURA 1 Jn 4,7 10.

Dios es Amor.

Lectura de la primera carta del apóstol San Juan.

Queridos hermanos: Amémonos unos a otros, ya que el amor es de Dios, y todo el que ama ha nacido de Dios y conoce a Dios. Quien no ama no ha conocido a Dios, porque Dios es Amor.

En esto se manifestó el amor que Dios nos tiene: en que Dios mandó al mundo a su Hijo único, para que vivamos por medio de él. En esto consiste el amor: no en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que él nos amó y nos envió a su Hijo, como propiciación por nuestros pecados.

Palabra de Dios.

ALELUYA

Aleluya, aleluya. Si alguno me ama guardará mi palabra, dice el Señor; y mi Padre lo amará, y vendremos a él. Aleluya.

Concédenos permanecer en tu amor
EVANGELIO Jn 15,9-17.

Nadie tiene amor más grande que el que da la vida por sus amigos.

Lectura del santo Evangelio según San Juan.

En aquel tiempo dijo Jesús a sus discípulos: Como el Padre me ha amado, así os he amado yo; permaneced en mi amor. Si guardáis mis mandamientos, permaneceréis en mi amor; lo mismo que yo he guardado los mandamientos de mi Padre y permanezco en su amor. Os he hablado de esto para que mi alegría esté en vosotros, y vuestra alegría llegue a plenitud.

Este es mi mandamiento: que os améis unos a otros como yo os he amado. Nadie tiene amor más grande que el que da la vida por sus amigos. Vosotros sois mis amigos, si hacéis lo que yo os mando.

Ya no os llamo siervos, porque el siervo no sabe lo que hace su señor: a vosotros os llamo amigos, porque todo lo que he oído a mi Padre os lo he dado a conocer. No sois vosotros los que me habéis elegido, soy yo quien os he elegido; y os he destinado para que vayáis y deis fruto, y vuestro fruto dure.

De modo que lo que pidáis al Padre en mi nombre, os lo dé. Esto os mando: que os améis unos a otros.

Palabra del Señor.





video





Evangelio según San Juan 15,9-17.

Como el Padre me amó, también yo los he amado a ustedes. Permanezcan en mi amor.
Si cumplen mis mandamientos, permanecerán en mi amor, como yo cumplí los mandamientos de mi Padre y permanezco en su amor.
Les he dicho esto para que mi gozo sea el de ustedes, y ese gozo sea perfecto.
Este es mi mandamiento: Amense los unos a los otros, como yo los he amado.
No hay amor más grande que dar la vida por los amigos.
Ustedes son mis amigos si hacen lo que yo les mando.
Ya no los llamo servidores, porque el servidor ignora lo que hace su señor; yo los llamo amigos, porque les he dado a conocer todo lo que oí de mi Padre.
No son ustedes los que me eligieron a mí, sino yo el que los elegí a ustedes, y los destiné para que vayan y den fruto, y ese fruto sea duradero. Así todo lo que pidan al Padre en mi Nombre, él se lo concederá.
Lo que yo les mando es que se amen los unos a los otros.




video





video





6° DOMINGO DE PASCUA Pbro. Lic. José Luis Aguilera Cruz aguileracruz@yahoo.com.mx

"Ustedes son mis amigos"

TERMINANDO LA PASCUA.

Estamos ya concluyendo el tiempo de la pascua, tiempo de celebración especial de la resurrección, el siguiente domingo celebraremos la ascensión del Señor a los cielos y luego pentecostés con la efusión del Espíritu Santo y re-iniciamos el tiempo ordinario, por lo tanto estamos meditando en los últimos mensajes de Jesús a su Iglesia; nos toca meditar en este 6° domingo de pascua en el gran amor de Jesús por los suyos, por los que hoy formamos su iglesia, la comunidad que él dejo al frente los apóstoles, es importante pues que estemos atentos al mensaje de hoy.

LA PERSONA HUMANA.

Hoy vemos a la persona humana desarraigada, ya no hay amores eternos, ni trabajos eternos, ni situación familiar eternos, ni valores eternos, todo es relativo, todo depende de cómo se vayan desarrollando las cosas, las familias ahora la pueden formar personas del mismo sexo, y puede durar casi nada, hoy hacen gran fiesta por una boda, y sin más poco después viene el divorcio, hoy son los padres en muchas ocasiones los pervertidores de sus hijos, hoy se puede cambiar de partido político según los intereses, se puede cambiar de religión sin ningún tipo de remordimiento, hasta ministros religiosos que cambian de iglesia, la palabra humana ya no vale, estamos viviendo como veletas que giran y giran.

EL AMOR ETERNO DEL PADRE.

En este 6° domingo de pascua, leemos la lectura de Jn 15, 9-17; Jesús asegura que su Padre lo ama v. 9, con un amor que no cambia de dirección como la veleta, Jesús comienza diciendo que el Padre lo ama a él y esto los hace permanecer unidos en el amor, de modo que esa misma situación la quiere transmitir a nosotros, pero Jesús dice que él cumple los mandamientos de su Padre v. 10b, esa es la clave para permanecer en el amor del Padre. Esto además le da alegría a Jesús y así toda persona que se siente amada va a llegar a su corazón la alegría, pero "el chiste" está en que para que esa alegría continúe debe dar amor, Jesús es amado por el Padre y Jesús ama a los suyos, esto completa la felicidad.

EL AMOR ETERNO DE JESÚS.

Y así como el padre ama eternamente a Jesús y Jesús cumple sus mandamientos, exactamente igual sucede entre Jesús y nosotros: Jesús nos ama de modo que nadie tiene amor más grande que dar la vida por la persona amada, por eso la cruz es la mayor prueba que Jesús nos ama, pero al igual que él responde a su padre con un amor obediente, así también nosotros, solamente en la obediencia a su mandamiento podremos entrar en ese círculo de amor con él v. 10ª, 14, y como consecuencia vendrá la verdadera felicidad, la alegría de sentirse amados. Pero el asunto no para ahí, así como el Padre ama a Jesús y así como Jesús nos ama a nosotros ahora nosotros en obediencia a Jesús debemos amarnos los unos a los otros v. 17, hemos sido elegidos para formar con Dios éste círculo virtuosos.

domingo, 6 de mayo de 2012

El que permanece en mí y yo en él, ése da fruto abundante

PRIMERA LECTURA Hch 9,26-31.

Les contó cómo había visto al Señor en el camino.

Lectura de los Hechos de los Apóstoles.

En aquellos días, llegado Pablo a Jerusalén, trataba de juntarse con los discípulos, porque no se fiaban de que fuera realmente discípulo. Entonces Bernabé se lo presentó a los apóstoles. Saulo les contó cómo había visto al Señor en el camino, lo que le había dicho y cómo en Damasco había predicado públicamente el nombre de Jesús. Saulo se quedó con ellos y se movía libremente en Jerusalén predicando públicamente el nombre del Señor. Hablaba y discutía también con los judíos de lengua griega, que se propusieron suprimirlo. Al enterarse los hermanos, lo bajaron a Cesarea y lo hicieron embarcarse para Tarso.

Entretanto, la Iglesia gozaba de paz en toda Judea Galilea y Samaria. Se iba construyendo y progresaba en la fidelidad al Señor y se multiplicaba animada por el Espíritu Santo.

Palabra de Dios.

Salmo responsorial Sal 21,26b-27.28.30.31-32.

R./ El Señor es mi alabanza en la gran asamblea.

Cumpliré mis votos delante de sus fieles.

Los desvalidos comerán hasta saciarse,

alabarán al Señor los que lo buscan:

viva su corazón por siempre.

R./

Lo recordarán y volverán al Señor

hasta de los confines de la tierra;

en su presencia se postrarán

las familias de los pueblos.

Ante él se postrarán las cenizas de la tumba,

ante él se inclinarán los que bajan al polvo.

R./

Me hará vivir para él, mi descendencia le servirá,

hablarán del Señor a la generación futura,

contarán su justicia al pueblo que ha de nacer:

todo lo que hizo el Señor.

R./

SEGUNDA LECTURA 1 Jn 15,1-8

Este es su mandamiento: que creamos y que nos amemos.

Lectura de la primera carta del apóstol San Juan.

Hijos míos, no amemos de palabra ni de boca, sino con obras y según la verdad. En esto conocemos que somos de la verdad, y tranquilizaremos nuestra conciencia ante él, en caso de que nos condene nuestra conciencia, pues Dios es mayor que nuestra conciencia y conoce todo.

Queridos, si la conciencia no nos condena, tenemos plena confianza ante Dios; y cuanto pidamos lo recibiremos de él, porque guardamos sus mandamientos y hacemos lo que le agrada.

Y este es su mandamiento: que creamos en el nombre de su Hijo Jesucristo, y que nos amemos unos a otros tal como nos lo mando.

Palabra de Dios.

ALELUYA Jn 15,4.5b.

Aleluya, aleluya. Permaneced en mí y yo en vosotros, dice el Señor, el que permanece en mí da fruto abundante. Aleluya.

EVANGELIO Jn 15,1- 8.

El que permanece en mí y yo en él, ése da fruto abundante.

Lectura del santo Evangelio según San Juan.

En aquel tiempo dijo Jesús a sus discípulos: -Yo soy la verdadera vid y mi Padre es el labrador. A todo sarmiento mío que no da fruto lo arranca, y al que da fruto lo poda para que dé más fruto. Vosotros estáis limpios por las palabras que os he hablado; permaneced en mí y yo en vosotros. Como el sarmiento no puede dar fruto por sí, si no permanece en la vid, así tampoco vosotros, si no permanecéis en mi.

Yo soy la vid, vosotros los sarmientos; el que permanece en mí y yo en él, ése da fruto abundante; porque sin mí no podéis hacer nada. Al que no permanece en mí, lo tiran fuera, como al sarmiento, y se seca; luego los recogen y los echan al fuego, y arden.

Si permanecéis en mí y mis palabras permanecen en vosotros, pediréis lo que deseéis, y se realizara.

Palabra del Señor.




video






Reflexión de Juan Segura sobre el Buen Pastor en el domingo cuarto de Pascua, 29 de abril de 2012, para elcantarodesicar.com




 
video





video





video 




video





5° DOMINGO DE PASCUA Pbro. Lic. José Luis Aguilera Cruz aguileracruz@yahoo.com.mx

"Yo soy la vid, ustedes los sarmientos"

LA PLANTA DE LA VID.

La vid es una planta muy exigente, no puede ser cultivada a mucha altura ni tan bajo, que no crece por semilla sino por estacas que se consiguen de la misma planta en el invierno, y puede durar por muchos años, incluso se puede encontrar plantas con 100 años de edad, pero tiene una temporada de juventud que no produce frutos y puede ser de 3 a 5 años en los que se tiene que dar todos los cuidados pero no se va a obtener ningún resultado; es un arbusto constituido por raíces, tronco, sarmientos, hojas, flores y frutos; los sarmientos son vástagos nudosos y flexibles, el fruto es la uva que se consume como fruto o para producir el vino, y es cultivada por el hombre desde la antigüedad.

EL VIÑADOR.
Jesús pone en parábola toda la cultura de la vid (Jn 15, 1-8), y así como un viñedo, lugar donde se cultiva la vid, se necesita del cuidador que le ponga todo su amor y cuidado, así dice Jesús que Dios Padre es como el viñador, decíamos que la vid es una planta exigente y a veces no se ven los frutos pero el viñador debe cuidar con esmero, así es el buen Padre Dios, nos cuida y nos ama, y como el viñador a cada plantita le poda los brotes que le van a quitar fuerza para que la sabia llegue a los buenos sarmientos que van a producir los frutos, así el buen Padre Dios nos poda, de todo aquello que no necesitamos y todo para que produzcamos los buenos frutos que él espera de nosotros.

LA VERDADERA VID.

Si el buen Padre Dios es como el viñador que cuida con esmero cada plantita, así Jesús es como la vid, pero él es la verdadera vid, v. 1, cuando el viñador encuentra una vid que produce uvas exquisitas o con la acides necesaria para producir un excelente vino, de esta vid va a tomar todas las estacas para resembrarlas y tenga un viñedo "de marca", así es Jesús la vid que produce uvas dulces y no agraces, el buen Padre Dios ha puesto en él todos sus cuidados, es su hijo amado, así que los sarmientos que están en esta vid verdadera producen frutos excelentes y si son arrancados de esta verdadera vid, definitivamente no tiene posibilidad de dar ningún tipo de frutos menos que piense en dar excelentes frutos.

SOMO COMO LOS SARMIENTOS.

En la parábola el buen Padre Dios es el viñador cuidadoso que vela por su viña y por su verdadera vid que viene siendo Cristo que está bajo el cuidado amoroso del Padre, y en quien los sarmientos (que venimos siendo nosotros en esta parábola), producen fruto así que lo que se nos pide en esta parábola es estar unidos a Jesús la verdadera vid, si no, no podemos producir frutos, frutos excelentes por estar en la verdadera vid y además muchos frutos, y si aún unidos a la verdadera vid, no producimos el fruto esperado, seremos arrancados como sarmientos estériles que quitan fuerza a los sarmientos que sí dan fruto y lejos de la verdadera vid estamos muertos. Nos toca permanecer en Jesús y en su palabra para producir frutos abundantes y ésta es la gloria del Padre.